Inicio

Nació el 29 de diciembre de 1832 en un pueblo rural de Quebec, Canadá, y se la bautizó Venerance Morin Rouleau. Entró el 11 de mayo 1850 de novicia en el orden de las Sœurs de la charité de la Providence in MontrealCanadá. Seis meses después, el 21 de noviembre, toma el hábito. El 22 de agosto de 1852 pronuncia sus votos permanentes. A partir de entonces se la conoció con el nombre de Hermana Bernarda.
En octubre de 1852, junto a otras 4 religiosas es designada para ir a Oregon a fundar un establecimiento de la Providencia. Una vez allí se dieron cuenta de que la situación era poco favorable para la práctica de las obras de la Comunidad en Oregon City, por lo que decidieron, como medio más rápido de comunicarse con sus Superioras de Montreal, embarcarse en San Francisco el 30 de marzo de 1853 en un navío chileno. Después de un agitado viaje de 78 días el “Elena” recaló en Valparaísoel 17 de junio.

Prácticamente imposibilitadas de regresar a Canadá por razones de salud, se pusieron a disposición del Arzobispo de Santiago Mons. Valentín Valdivieso, quien les encargó de la administración de un orfelinato mientras llegaba la aprobación de sus Superioras canadienses.

Con la autorización de las Superioras, las Hermanas de la Providencia abrieron un Noviciado en Santiago el 3 de enero de 1857, quedando como Superiora la Madre Victoire Larroque, cofundadora de la Comunidad de Montreal. Habiendo fallecido esta religiosa al mes siguiente, Sor Bernarda Morin pasó a ser Superiora de la casa principal de Santiago. La congregación recibió la ayuda del presidente Manuel Montt por su apoyo a los niños abandonados. Mediante un decreto de fecha 12 de marzo de 1880.

 

 

 

No se admiten más comentarios